DANZANDO PREVENGO EL BULLYING

Fue el mensaje que entregaron los alumnos y alumnas de la escuela Profesor Ramón Leiva Narváez.

Durante la jornada del miércoles 19 de junio del presente año, en la Escuela Profesor Ramón Leiva Narváez ubicada en Esperanza (Villa Alegre), se llevó a cabo un acto donde prevaleció la música, el baile y el teatro con el propósito de promover la prevención del bullying y así, fortalecer la convivencia escolar.

Aproximadamente a las 10.00 hrs. se dio inicio a la actividad en la cual asistieron autoridades, padres y apoderados junto con la comunidad educativa. En primer lugar, la Sra. Roxana Paredes (tesorera del Centro de padres y apoderados) manifestó la importancia de desarrollar actitudes y habilidades para que los niños y niñas convivan en armonía y respeto en la sociedad actual.

Luego, se presentó una obra teatral en la que participaron alumnos del primer y segundo ciclo, en la cual se pretendió fomentar la alimentación saludable a través de un mensaje preventivo frente a los trastornos alimenticios. Esta representación fue dirigida por el monitor Randolfo Alarcón.

Posteriormente, el director de la escuela Don Enrique Araya Gaete dirigió unas palabras a la comunidad destacando y agradeciendo el apoyo del Centro de padres y apoderados. Además, hizo referencia a los resultados del SIMCE del año 2018, enfatizando en el buen trabajo colaborativo existente entre la escuela y las familias de los estudiantes.

Después se realizó el número artístico, el cual fue dirigido por la monitora Bárbara Opazo. En este contexto, los alumnos y alumnas deleitaron al público con una bella danza bajo la temática del acoso escolar y la convivencia.

Tras esto, el administrador municipal Don Arturo Brizo en representación del alcalde Don Arturo Palma, se dirigió a la audiencia, manifestando su apoyo y compromiso con la escuela. Además, hizo referencia al gran trabajo en equipo que se demostró en la muestra artística y entregó una reflexión respecto a la importancia de esto.

Por último, la Sra. Ana Garrido (presidenta del Centro de padres y apoderados) agradeció a la comunidad escolar e hizo mención especial a los monitores encargados de los números artísticos: Randolfo Alarcón, Bárbara Opazo y a la psicóloga Jocelyn Castillo, quienes acompañaron y apoyaron a los estudiantes durante aproximadamente dos meses.